Raphael Bergoeing analiza el cooperativismo y su importancia para el desarrollo de Chile  

El presidente de la Comisión Nacional de la Productividad conversó con Emol TV y destacó que el modelo cooperativo puede jugar un rol importante para que Chile logré ser un país desarrollado. Además, señaló las ventajas que tiene el sector para atraer a las próximas generaciones.

“Chile está a mitad de camino al desarrollo, y para seguir recorriendo ese camino, el modelo cooperativo muy probablemente va a tener que jugar un rol mucho más importante del que juegan hoy”.

Con estas palabras, Raphael Bergoeing, presidente de la Comisión Nacional de la Productividad, analizó la relevancia que tiene este modelo inspirado en la economía social que cuenta con una importante presencia a lo largo del territorio chileno.

En conversación con Emol TV, el destacado economista -ex superintendente de Bancos e Instituciones Financieras- mencionó una de las principales razones por las cuales este modelo puede contribuir para que Chile siga avanzando hacia el desarrollo económico: la productividad

Dice que una de las cosas que separa a Chile de otros países desarrollados es una brecha de productividad, donde para ser más productivos hay que tener un tamaño más grande como empresa, ya que las empresas pequeñas tienen más problemas para ser productivas y eficientes.

En ese sentido, recalca que el modelo cooperativo “tiene la gracia de que permite que pequeños productores, que por sí solos no tendrían ninguna posibilidad de competir en un mundo globalizado, al agruparse en torno a una cooperativa tomen una escala que les permite ser más eficientes para competir globalmente y evitar que el mercado se concentre”.

Asimismo, al permitir que los pequeños productores se agrupen, el modelo cooperativo logra que lleguen a sectores que tradicionalmente quedan fuera del proceso productivo tradicional o que están en regiones, que es donde se desarrolla el 75% del modelo cooperativo. Es el caso del turismo, los proyectos de energía y el mundo agrícola.

“Las productoras de leche, cooperativas en el ámbito del turismo y la agricultura juegan un rol muy importante porque son pequeños productores que a través de una cooperativa terminan exportando y compitiendo y mirando cara a cara, horizontalmente, a grandes productores mundiales siendo igual de eficientes que ellos pero sin concentrar la propiedad. Es una bonita manera de desarrollar un país”, señala Bergoeing.

Nuevas generaciones

Uno de los desafíos más importantes que enfrenta el cooperativismo es lograr que las próximas generaciones vean en este modelo una buena alternativa para desarrollarse en la sociedad.

En ese contexto, Raphael Bergoeing considera que “la juventud hoy es más horizontal y funcionan de una manera donde hay más colaboración” y que “una organización cooperativa conversa mucho con la manera en que las nuevas generaciones se plantean ante su experiencia laboral”.

También destaca que las cooperativas pueden generar más interés en las nuevas generaciones ya que la mayoría de estas organizaciones tienen un mayor compromiso con el bienestar de la comunidad y que además promueven el cuidado del medio ambiente y sustentabilidad.

 

También puedes revisar la entrevista completa en el siguiente enlace

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
Comentarios
  • Siempre he pensado que para una sociedad como la nuestra el cooperativismo es un buen camino. con una administración adecuada se puede lograr un explosivo bienestar.

  • En Europa, específicamente en Italia el cooperativismo está muy instalado. En Chile, existen interesantes ejemplos de trabajo cooperativo. Jóvenes , agricultores, pueblo mapuche, con cooperativas de trabajo, de servicios. Creo que es el camino y se debe difundir para que se conozca mas. El Ministerio de Economía durante el gobierno anterior modificó los Estatutos para ampliar el ámbito de gestión de las Cooperativas. Bien por Rafael, que le de fuerza a esta forma de organizarse , asociativa para las microempresas.

TOP