La asociatividad al servicio de las pymes: La historia de una exitosa emprendedora apoyada por una cooperativa

La Cooperativa de Ahorro y Crédito Santa Inés de Viña del Mar es clave para el desarrollo de los pequeños y medianos empresarios, que en Chile generan el 40,6% del empleo. ¿Cómo son estas personas que se atrevieron a impulsar sus negocios?

De acuerdo a la Cuarta Encuesta Longitudinal de Empresas (ELE-4) realizada por el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, las pequeñas y medianas empresas concentran el 51, 8% de las empresas chilenas, y generan el 40,6% del empleo. 

El estudio deja en evidencia el nivel de participación que tiene este sector en el desarrollo económico del país, donde es clave incentivar su crecimiento y apoyarlas cuando enfrenten distintos desafíos financieros.

¿Cómo son estas personas que se atrevieron a impulsar sus negocios? Aquí, la historia de una emprendedora que gracias al apoyo del cooperativismo pudo crecer.

Marjorie Henríquez

Era un difícil momento el que vivía Marjorie Henríquez cuando llegó hace diez años a vivir al sector de Santa Julia, en Viña del Mar: Había quedado sin trabajo, y rápidamente tenía que buscar nuevas alternativas laborales para sostener económicamente el hogar junto a su marido.

Pero fue en esos años donde también tuvo un momento de lucidez que terminó siendo clave para su futuro. Y es que gracias a su interés por la vida sana y el deporte, se dio cuenta de que a Santa Julia le faltaba algo: No habían espacios para realizar deporte.

“Faltaban lugares donde hacer actividad física y la mayoría de los gimnasios estaban en el centro de la ciudad”, dice Marjorie. Así fue como se atrevió y con unos ahorros arrendó un espacio para crear el Sport Gym Santa Julia, un pequeño gimnasio con seis máquinas de ejercicio.

El gimnasio tuvo buena acogida entre los vecinos, donde ofrece distintas clases y la guía de instructores especializados. Sin embargo, toda la ganancia se iba en el arriendo. Entonces, se arriesgó nuevamente y decidió comprar un terreno solicitando un crédito. Pero ahí se enfrentó de golpe con una dura realidad: “Por no cumplir con los requisitos se me cerraron varias puertas”, dice.

Luego, Marjorie llegó a la Cooperativa de Ahorro y Crédito Santa Inés de Viña del Mar (Coopacsi*). “Hablé con ellos, presenté mi idea y desde primer momento me sentí acogida. Me dieron mi primer crédito para comprar el terreno y me ayudaron con mi negocio. Siempre sentí el apoyo de ellos”.

Marjorie no solo recibió el dinero para comprar el terreno y hacer crecer su gimnasio, sino que ahora pudo instalar una piscina temperada, con la que busca diferenciarse de los otros seis recintos deportivos que abrieron en el último tiempo.

No obstante, dice que su gimnasio tiene algo que lo hace diferente: “En este lugar los vecinos se reúnen y estrechan lazos. Nos convertimos en una familia, y esa es la ventaja que tengo con la competencia”.

Coopacsi

Coopacsi tiene un activo rol en la Quinta Región donde cuenta con 8 mil socios y cinco sucursales ubicadas en Viña del Mar, Quilpué y Quillota. Ofrece distintos productos financieros que incluyen créditos con garantía capital, de consumo integral, de descuento por planilla; además de cuentas de ahorro y depósitos a plazo, entre otras alternativas de financiamiento.

Marta Álvarez, gerente general de Coopacsi, señala que uno de sus sellos diferenciadores es apoyar el desarrollo de pequeños empresarios y emprendedores que en muchos casos no tienen acceso a las instituciones financieras tradicionales.

“Nuestra cartera está dirigida principalmente a micro empresarios y a personas que tienen alguna actividad independiente que algunas instituciones financieras no atienden porque no tienen cómo demostrar una renta formal“, dice.

En ese sentido, el principal asesoramiento que entrega la cooperativa, según la gerente, es el endeudamiento responsable. Esto consiste en realizar un proceso de evaluación del negocio que quieren impulsar los socios, donde les muestran otros factores que quizás no consideraron al momento de hacer un emprendimiento.

“Los asesoramos para que determinen bien el costo de su iniciativa y las variantes que incluye. Ahí nuestros ejecutivos especialistas en pymes los conducen hacía un endeudamiento responsable”, agrega Álvarez.

Asimismo, la representante de la entidad indica que también entregan créditos comerciales con garantía estatal de Corfo y Fogape para ampliar el negocio de sus socios que puede incluir desde adquirir maquinaria hasta aumentar el capital de trabajo.

En esa línea, la gerente general dice que los socios les agradecen por creer en ellos, cumpliendo así con su principal misión como cooperativa: “Mejorar la forma en que las personas viven y trabajan”.

*Coopacsi es socia de la Federación de Cooperativas de Ahorro y Crédito (Fecrecoop).

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
TOP